Ruta

Con el cierre perimetral, sólo nos podíamos mover por la Comunidad Valencia, aunque tampoco nos quejamos porque hay muchas opciones. Como la situación sanitaria estaba bastante complicada y los bares cerrados, nos dedicamos a rutas por la naturaleza, decidimos viajar los días laborables y el fin de semana en casa. Al final optamos por Alicante, en realidad nos movimos sólo por la comarca de la Marina Alta. En la primera parte del viaje nos fuimos hacia el interior, el motivo que nos llevaba hasta allí era ver los almendros en flor de Alcalalí y la Ruta dels Arcs, estableciendo como base Xaló; y en la segunda parte fuimos hacia la costa para visitar las calas más famosas de aguas azules y la Ruta de los Acantilados, estableciendo como base Moraira.

Fechas: 8 al 11 y 15 al 19 de febrero de 2021.

Ruta del viaje:

Día 1: Ruta almendros en flor Alcalalí y Ruta almendros en flor Xaló.

Día 2: Ruta dels Arcs y Lliber.

Día 3: Ruta dels Riuraus de Xaló, y Senija.

Día 4: Ruta Molinets i Miquelet de la Sella en Pedreger, y regreso a casa.

Día 5: Ruta Cala Barraca.

Día 6: Ruta Miradores de Jávea y Ruta Miradores de Moraira.

Día 7: Ruta Peñón de Ifach, Calpe y Paseo Ecológico de Benissa.

Día 8: Ruta La Granadella variante “Gurugú” y Teulada.

Día 9: Ruta de los Acantilados de Benitatxell y regreso a casa.

Día 1: Ruta almendros en flor de Alcalalí y Ruta almendros en flor de Xaló

En la comarca alicantina de la Marina Alta, se encuentra el VALL DE POP, una de las mejores zonas de la Comunidad Valenciana para ver la floración de los almendros. El pueblo más conocido es ACALALÍ, donde existen un par de rutas circulares, una de unos 4 kilómetros y otra de unos 7 kilómetros, que te llevan a recorrer los campos de almendros.

Nosotros a pesar de seguir la ruta RUTA DE LOS ALMENDROS EN FLOR (II) propuesta por la Oficina de Turismo de Alcalalí, hubo un momento que no encontramos como continuar, así que volvimos hacia atrás al punto inicial para continuar la ruta hacia la otra parte, y lo que hicimos al final, fue simplemente pasear por nuestra cuenta. La ruta es sencilla, la mayor parte del tiempo transcurre por senderos asfaltados, solo hay un momento que hay que cruzar un pequeño barranco, con apenas agua y que es muy fácil cruzar.



























Aunque la ruta es bonita y me gustó, yo pensaba que habrían más campos de almendros, pero entre que hay otros cultivos como naranjos, y que algunos campos están abandonados, pues al final no vimos tantos como yo esperaba. A esto hay que sumar la xylella fastidiosa, una plaga que está acabando con muchos cultivos, con un protocolo de erradicación, que implica la destrucción de todos los árboles en un radio de 100 metros alrededor de cada árbol declarado positivo.

Tras esta ruta cogimos el coche, para llegar a XALÓ (o Jalón en castellano), un pequeño pueblo de unos 2.500 habitantes, pero con supermercado, algo vital para aquellos días con los bares cerrados; nos alojamos en Casa Grimalt, que fue nuestra base para estos días.

Después de comer hicimos la RUTA DE LOS ALMENDOS EN FLOR DE XALÓ, muy parecida a la de Alcalalí, también circular de unos 7 km, y que transcurre por senderos asfaltados. Durante algún momento de la ruta, llegamos a pasar por algún sendero en el que ya habíamos estado por la mañana, y es que estos pueblos están uno junto al otro.















Día 2: Ruta dels Arcs y Llíber

Tras levantarnos y desayunar tranquilamente en nuestra casita, salimos en coche hacia Castell de Castells, hasta donde teníamos unos 40 minutos. La ruta de hoy comenzaba en el kilómetro 7 de la CV-752, entre Castell de Castells y Tárbena. Al ir fuimos por Castell de Castells, la ruta es un poco más larga que por Tárbena, pero más tranquila, ya que si vas por Tárbena se pasa por el Coll de Rates, que suele estar muy frecuentado por ciclistas.

El parking es muy pequeño, pero cuando llegamos sólo había un coche, la RUTA DELS ARCS, llamada Els Arcs de Castell de Castells o Arcs d’Atanços, es un sendero de pequeño recorrido, concretamente el PR-CV 151. Una ruta muy famosa por la bonita formación a la que se llega, y que además no tiene dificultad; la ruta es circular y son unos 7 kilómetros, el inicio del sendero es por un camino asfaltado, luego más adelante ya se abandona el asfalto, pero tampoco tiene grandes dificultades ni pendientes.






Cuando llegamos, a la formación rocosa, había una pareja, así que nos esperamos un momento a que se fueran, y pudimos disfrutar solos de aquel bonito paraje, una gozada.








Tras un ratillo allí en soledad y silencio, continuamos la ruta (los arcos están mas o menos a mitad camino), al final del recorrido hay otro tramo de asfalto; a ritmo muy tranquilo el recorrido nos llevó algo menos de 3 horas.


Al finalizar la ruta, volvimos por Tárbena, al poco paramos en el ÁREA RECREATIVA “AS POU”, que merece una paradita para admirar sus vistas.


Luego pasamos por el famoso COLL DE RATES, donde también hicimos una paradita, a pesar que el día estaba nublado las vistas estaban muy bien.





Tras la comida, hicimos el tramo de Xaló a Llíberque es sólo 1’5 kilómetros, dentro de la Ruta Camins de Pedra i Aigua. La ruta completa sale desde Benissa, pasando por Senija, Llíber, Xaló, Alcalalí, Parcent, Murla, y finalizando en Benigembla; en total son unos 20 kilómetros.

Plaza Mayor de Xaló



Una vez en LLÍBER, dimos una vuelta al pueblo, que se ve en un momento, y como era pronto para volver, hicimos la Ruta Volta a la Muntanyeta de Llíber, que son alrededor de 4 kilómetros. Y al finalizar ya volvimos a Xaló por el mismo camino.